jueves, 15 de noviembre de 2007

Cencosud y Falabella habrían propuesto fusión con Gigante en contacto inicial

Muy preliminares. Así describe un ejecutivo ligado a la operación de venta del Grupo Gigante las conversaciones que han mantenido con diversos actores del retail Latinoamericano.Según el ejecutivo, del grupo de compañías que se han mostrado interesadas en la firma controlada por la familia Losada, Gigante -donde destaca Wal Mart y cadenas locales como Soriana y Comercial Mexicana-, habría dos retailers chilenos que han sostenido algún tipo de contacto con los agentes financieros contratados para este proceso: Citibank e IXE.Estos actores, como trascendió ayer, serían Cencosud y Falabella, empresas que se han manifestado más que interesadas en continuar las conversaciones con los asesores financieros, para buscar una fórmula de llegar al mercado azteca a través de esta cadena de retail.El ejecutivo consultado sostuvo que si bien se han realizado contactos, se mantienen en un nivel de “pláticas informales” como fueron descritas. Agregó que no hay nada oficializado con ninguna de ellas, ni tampoco con los otros operadores involucrados, ya que aún se baraja bajo qué figura se realizará el proceso, si es que finalmente se realiza.Dentro de las opciones que se han manejado, y donde el conocedor de este proceso precisó que sería Falabella la que mayores avances ha logrado, ha tomado fuerza la figura de una asociación o fusión entre Gigante y este retailer chileno, debido a que habrían sido ejecutivos de la multitienda chilena los que han planteado esta posibilidad a los asesores financieros.Con esto, según aclara la fuente, no quiere decir que esté cerrado con ellos, pero sí se denota un avance mayor al que tendrían con el holding de Horst Paulmann, empresa que acaba de realizar una operación por US$ 430 millones en Brasil, donde adquirió el 100% de Supermercados GBarbosa en el nordeste de ese país.Pero no toda la suerte está echada para este operador nacional. Según comentaron otros conocedores del proceso, altos funcionarios del holding matriz de Jumbo y Santa Isabel también han sostenido encuentros de este tipo con los asesores financieros en el país azteca, aunque, tal como lo asegura el ejecutivo de Gigante, no hay nada cerrado.Tiendas en CaliforniaEl proceso, que se inició hace cuatro meses cuando la familia Losada, a través de una decisión de directorio, determinó que era necesaria la llegada de capitales frescos, no tiene un propósito establecido.De hecho, aún no especifican cuál de las cinco áreas que maneja el grupo –electrónica (Radio Shack), supermercados (Gigante S.A.), restaurantes (Toks), librerías (Office Depot) e inmobiliria, sería adquirida.Tal como comenta el ejecutivo puede incluso ser una una combinación o todas las que terminen enajenándose, como incluso ninguna, ya que dependerá del clan Losada la decisión final. Pero, según comentan, la familia quiere que entren capitales frescos, para potenciar este negocio que está perdiendo cuotas de mercado en el país del norte.Otro aspecto que podría incluso negociarse, aunque por el momento corre por camino paralelo, es el traspaso de siete tiendas que mantiene Supermercados Gigante en California, Estados Unidos, -destinadas a la comunidad latina residente- las cuales también están en un proceso de venta, y donde sí hay certeza de que terminarán siendo enajenadas.

www.eldiario.cl